martes, 15 de agosto de 2017

¿EL VIVIR EN SANTIDAD, ha pasado de moda?.

En muchos países, la homosexualidad y las relaciones sexuales fuera del matrimonio son de lo más normal. Incluso, la publicidad y el mundo del entretenimiento las presentan como algo normal (Sal. 12:8) Cercando andan los malos, Cuando la vileza es exaltada entre los hijos de los hombres.). La inmoralidad está tan extendida que a veces parece imposible mantenerse limpio. Si alguna vez ha pensado así, no se desanime; con la ayuda de DIOS puede lograrlo (leamos 1 Tesalonicenses 4:3-5).

3 pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación;

4 que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor;

5 no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios;

. a) ¿Por qué es tan importante luchar contra los malos deseos?
2 Ahora bien, primero debe entender que para llevar una vida que glorifique a Dios,nuestro Padre Celestial, es necesario rechazar los malos deseos.

viernes, 11 de agosto de 2017

Dios no quiere que nos involucremos en nada que contradiga las Escrituras.

¿Cómo sobrevivió Daniel? ¿No tenían hambre los leones? Los historiadores cuentan que a los animales usados para ese tipo de ejecuciones se les dejaba varios días sin alimentar, para asegurarse de la muerte de los acusados. Pero la suerte de Daniel nunca estuvo en manos de los hombres. Su vida pertenecía a Dios, y ahí radica la victoria. Daniel sobrevivió por poner su confianza en Dios, y su fe en las promesas divinas.
Las promesas de Dios son esenciales para nuestro bienestar espiritual.

Cada uno de nosotros puede recordar ocasiones en las que deseamos haber tenido una palabra certera de parte de Dios, algo a qué aferrarnos para cuando surgieran las dudas y el temor. Dios sabe cuándo necesitamos ánimo, guía y esperanza. Es por eso que nos ha dado promesas concretas en su Palabra, para que podamos entender su naturaleza y confiar en Él. En los momentos emocionalmente devastadores, las promesas de Dios son esenciales para nuestro bienestar espiritual.
La Palabra de Dios es, por consiguiente, una brújula, una guía y un libro de instrucciones para la vida. Así como usamos manuales de instrucciones en el trabajo o en la cocina, también debemos usar la Palabra de Dios como nuestra fuente de sabiduría y verdad. A nadie se le ocurriría hacer un pastel sin una receta, y ningún mecánico montaría un motor sin un manual.
Algunas de las promesas de Dios son condicionales (véase «¿Cómo puedo reclamar las promesas de Dios?», cerca de He 10.23), pero podemos tener fe en todas ellas. Sin embargo, no se trata de nombrar y reclamar una promesa; las promesas deben estar acompañadas de oración y de un ardiente deseo de conocer la voluntad de Dios para nuestras vidas. Aunque Dios quiere que todos experimentemos lo mejor de Él, también desea que conozcamos y disfrutemos su presencia de un modo personal que exprese su suficiencia de la mejor manera posible. Reclamar una promesa sin la guía de su Espíritu Santo nos conducirá a desengaños, desilusiones y frustraciones.
A veces, Dios trae un pasaje específico a nuestra mente que da esperanza y certeza a nuestros corazones. En otros momentos, nos motiva a orar y buscar su sabiduría en un asunto específico. Si acudimos a Dios con fe, Él nos guiará de acuerdo con su voluntad. Esto, por supuesto, no sucederá de la noche a la mañana. Muchas veces, Dios quiere que meditemos sobre cierto pasaje bíblico durante cierto tiempo antes de darnos su dirección.


jueves, 10 de agosto de 2017

A la medida de Su justicia _ 2 Corintios 5:17-21


Nuestro Rey no altera el traje de justicia para que le quede a la persona. Él altera a la persona para que le quede el traje de justicia.
2 Corintios 5:17-21, Pablo declara que todos los que están en Cristo son nueva creación y que Cristo se volvió pecado por nosotros para que fuésemos hechos justicia de Dios en Él.
Los estándares de Dios no son negociables
El Señor no aligera Sus requerimientos para nadie. Él no cambia las reglas de una persona a otra. Dios no cambia. Hebreos 13:8 dice "Cristo Jesús es el mismo ayer, hoy y por los siglos". Todos debemos ir a Dios de la misma manera: a través del arrepentimiento y de la fe en Cristo.
Mucha gente trata de negociar con el Señor alguna petición personal bajo sus propios términos. Nunca se detienen a pensar que Dios no tiene ninguna obligación de negociar con ellos. Lo hace solo por su gracia. Otros tratan a la Palabra de Dios como una fila de cafetería,

viernes, 4 de agosto de 2017

¿ ES CONFIABLE LA VERSIÓN BÍBLICA( NVI) NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL?





Amigos no dejen de leer este mensaje:

Guatemala
.
Por: Rev. Carlos A. Donate*
.
Hace unos cuantos años, en Guatemala se introdujo la Nueva Versión Internacional (NVI) publicada por la Sociedad Bíblica Internacional. Pude adquirir una copia del Nuevo Testamento, donde leí cómo esta Biblia era el “principio de una nueva tradición”(énfasis de ellos). Al estudiarla, pude comprender el por qué de tal declaración, ¡ya que es una nueva tradición, pero en contra de la Biblia tradicional! Querido lector, tanta indignación me dio al ver cuántas palabras habían sido omitidas o cambiadas, que realmente lamenté que hubiese llegado a nuestro país este grupo de mercaderes falsos que corrompen la Palabra de Dios (2 Corintios 2:17).

martes, 1 de agosto de 2017

“Invocando el Nombre del Señor”

Al considerar cuánta gente dentro de la “cristiandad” enseña que un individuo puede ser salvo simplemente al profesar una creencia en Cristo, no es sorprendente que los escépticos clamen que la Biblia se contradice a sí misma en este punto. Ya que Pedro y Pablo declararon, “Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo” (Hechos 2:21; Romanos 10:13; cf. Joel 2:32), los escépticos rápidamente recuerdan a sus lectores que Jesús una vez declaró: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 7:21; cf. Lucas 6:46). Supuestamente, Mateo 7:21 está en conflicto con tales pasajes como Hechos 2:21 y Romanos 10:13 (vea Morgan, 2003; Wells, 2001). Ya que muchos que profesan ser cristianos parecen comparar “invocar el nombre del Señor” con la idea de decir a Jesús, “Señor, sálvame”, los críticos de la Biblia se sienten incluso más justificados en su acusación de “testimonios conflictivos”. ¿Cómo pueden clamar algunos declarados seguidores de Cristo que ellos han sido salvos al simplemente “invocar a Cristo”, cuando Cristo mismo proclamó que una simple invocación de Él no proveería salvación?
La clave para entender correctamente la frase “invocar el nombre del Señor” es reconocer que algo más es implicado en esta acción que simplemente la petición verbal dirigida hacia Dios. La “invocación” mencionada en Hechos 2:21, Romanos 10:13, y Hechos 22:16 (donde Pablo estuvo “invocando el nombre del Señor”), no es equivalente a la “invocación” (“Señor, Señor”) de la cual Jesús habló en el Sermón del Monte (Mateo 7:21).
No entender lo que es invocar el nombre del Señor ha llevado a muchas personas al engaño y a la decepción. Muchas han escuchado este mensaje de que la salvación está prometida a todo aquel que “invoque el nombre del Señor” (Joel 2.32, Romanos 10.13), pero no se les ha explicado claramente qué es invocar el nombre del Señor y cómo es que el pecador puede llegar a invocarlo “de veras”.



Pedir auxilio en el momento de los problemas, eso lo puede hacer todo el mundo. Acordarse de Dios cuando hay dificultades y tratarlo como un “apaga incendios” y solucionador de problemas, eso lo hacen miles de persona, pero eso no significa que le están invocando “de veras”.

Romanos 5:18 Los dos Adanes

Rom 5:18 Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida
La razón por la cual muchos cristianos no están disfrutando la madurez y libertad que se encuentra en su herencia en Cristo es porque tienen mala su auto-percepción. Ellos no se ven como realmente son en Cristo. Ellos no entienden el cambio dramático que ocurrió en ellos en el momento en que confiaron en Él. Ellos no se ven de la manera en que Dios los ve, y a ese grado ellos sufren de una auto-imagen pobre. Ellos no comprenden su verdadera identidad. Ellos se identifican con el Adán equivocado.
Muchos cristianos se identifican solo con el primer Adán, cuya triste

miércoles, 26 de julio de 2017

¿POR QUE TENEMOS QUE PASAR PRUEBAS LOS CRISTIANOS?

¿Por qué nos permite Dios pasar por pruebas y tribulaciones?" 

 Respuesta: Una de las partes más difíciles de la vida cristiana es el hecho de que ser un discípulo de Cristo no nos hace inmune a las pruebas y las tribulaciones de la vida. ¿Por qué un Dios bueno y amoroso nos permitiría pasar por cosas tales como la muerte de un niño, enfermedades y daños a nosotros mismos y nuestros seres queridos, dificultades financieras, preocupación y temor? Seguramente, si nos amara, quitaría todas estas cosas de nosotros. Después de todo, ¿no significa el amarnos que Dios quiere que nuestras vidas sean fáciles y cómodas? No, no es así. La Biblia enseña claramente que Dios ama a aquellos que son Sus hijos, y “todas las cosas les ayudan a bien.” (Romanos 8:28). 
Eso debería significar entonces que las pruebas y tribulaciones que Él permite en nuestras vidas son parte de todas las cosas que nos ayudan a bien. Por lo tanto, para el creyente, todas las pruebas y tribulaciones deben tener un propósito divino. Como en todas las cosas, el propósito sobresaliente de Dios es que seamos transformados más y más a la imagen de Su Hijo 
(Romanos 8:29). 

Esta es la meta del cristiano, y todo en la vida, incluyendo las pruebas y tribulaciones, está diseñado para permitirnos alcanzar esa meta. Es parte del proceso de la santificación, siendo apartados para los propósitos de Dios y equipados para vivir para Su gloria. Se explica la manera en que las pruebas logran esto en 1 Pedro 1:6-7: “En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo.” La fe del verdadero creyente se reforzará mediante las pruebas que experimentamos para que podamos descansar en el conocimiento de que es real y va a durar para siempre. Las pruebas desarrollan el carácter piadoso, y eso nos permite “…[gloriarnos] en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.”
 (Romanos 5:3-5). 
Jesucristo fue el ejemplo perfecto. “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.” (Romanos 5:8). Estos versículos revelan aspectos de Su propósito divino tanto por las pruebas y tribulaciones de Jesucristo como por las nuestras. El perseverar comprueba nuestra fe. "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece" 
(Filipenses 4:13)...Continua en el vídeo.
 

Entrada destacada

Donald Trump visita La Iglesia Negra en EE.UU

Donald Trump visita La Iglesia Negra en EE.UU